Escritos de superación

 

 

Sigue tus sueños.

 

 

 

 

 

La única forma de llegar a algún lado en la vida es sabiendo a donde vamos.

Parece obvio, pero si no sabemos a donde queremos llegar, no pararemos de caminar en círculos toda nuestra vida. Conocernos a nosotros mismos y conocer nuestros sueños es fundamental para alcanzar el éxito.

Día a día nos levantamos a cumplir con nuestras tareas, de manera automática, sin detenernos a mirar a nuestro alrededor. Cada día están ocurriendo milagros a nuestro alrededor. Y con ellos la posibilidad de realizar nuestros sueños esta al alcance de nuestras manos.

Pero, ¿Cuál es nuestro sueño?

¿A donde queremos llegar?

Estamos desempeñando un trabajo porque nos ayuda a suplir nuestras necesidades, pero nuestra realización personal depende de la realización de nuestros sueños.

El sueño que siempre nos acecha aún cuando estamos despiertos, aquel que creíamos posible en nuestra infancia. Hoy lo consideramos imposible.

Mi esposa, mis hijos, mi trabajo, son nuestras mejores respuestas cuando nos encaramos a nuestro sueño. Pero jamás nos atrevemos a enfrentarnos a nosotros mismos, a nuestros miedos.

Y es que perseguir un sueño no siempre es una tarea sencilla, no es fácil liberarse de los temores que nos atan e impiden perseguir nuestros sueños.

El miedo al fracaso esta siempre latente.

Es este miedo el que nos hace afirmar el famoso

“no se puede” sin haberlo intentado siquiera.

No hay mejor forma de averiguar si algo funciona que intentándolo, intentarlo es la clave.